Jardín en las alturas/ Techos verdes

Las cubiertas vegetales de a poco han ido apareciendo en nuestro país, siendo Costanera Center uno de los proyectos emblemáticos con 20.000 m² de techos verdes. Este sistema tiene beneficios ecológicos evidentes y en ciudades como Santiago puede ser una buena solución ya que actúa como esponja para absorber las aguas lluvias y hasta 2 kilos por metro cuadrado de partículas contaminantes cada año.

A falta de espacio, buenos son los techos. Éste podría ser el lema de un sistema que soluciona el problema del poco espacio verde que existe en nuestras ciudades, método que de a poco ha ido ganando terreno en nuestro país y que tiene múltiples beneficios. Estos son los green roofs, plantas y vegetación que crecen en un techo, contribuyendo a que las ciudades sean más saludables, mejorando el hábitat y ahorrando en consumo de energía, es decir, tecnologías que cumplen una función ecológica.

Las ventajas de las cubiertas vegetales son múltiples: protege los techos del desgaste y además permite regular la temperatura de la vivienda, ayudan a la protección del medio ambiente, purifican el aire, almacenan el agua y contribuyen al ahorro de energía.

Esto último está directamente relacionado con la aislación térmica, ya que se gasta menos energía, tanto para calentar como para enfriar el ambiente. Otro aspecto importante es la absorción de las aguas lluvia: un techo verde es capaz de absorber hasta 110 litros por cada metro cuadrado. En Costanera Center los techos están desarrollados para absorber casi toda el agua que va a caer en la obra y se va a reciclar para las plantas, significando un gran beneficio ecológico.

Además, los techos verdes contribuyen a bajar los niveles de contaminación: el nivel de absorción de una cubierta vegetal es de 2 kilos de contaminantes por metro cuadrado cada año. Por ejemplo, en Alemania construyen 12 kms. cuadrados de techos verdes al año, equivalente a 72 parques forestales, por lo que agregar ese nivel de espacios verdes a una ciudad es importante.

Actualmente hay un proyecto desarrollándose en el barrio cívico, donde existe una serie de edificios históricos que forman un anillo con unas jardineras en el centro. Durante años ese sector se ha echado a perder con la instalación de aire acondicionado en las ventanas, construcciones informales y líneas eléctricas en cualquier lugar. Hace 2 años solicitaron propuestas para la rehabilitación de este barrio y como parte de este proyecto van a instalar techos verdes. Algunos son edificios históricos de casi 100 años y ahora van a mejorarlos y durarán otros 100 años más, principalmente por estas cubiertas verdes, consiguiendo una nueva imagen para los siguientes.

Para mayor información http://www.mtascape.com/

Paula Núñez Pizarro

Voluntaria Greenpeace

Leave a Reply