El problema de comer carne en exceso

84074534
Muchas veces nos preguntamos qué podemos hacer para ayudar a detener el cambio climático; la verdad es que tenemos mucho que hacer, ahorrar agua, ahorrar luz, comprar responsablemente, reciclar y así podríamos armar una lista infinita. Pero muy pocas veces tomamos conciencia que un cambio en nuestro plan de alimentación puede ser un buen camino para comenzar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La industria ganadera hoy en día contribuye en grandes cantidades a los problemas medioambientales que sufre el planeta; como la degradación de los suelos, la escasez de recursos hídricos, la deforestación y la contaminación del aire y del agua.

En términos porcentuales la industria ganadera produce el 9% de las emisiones de CO2 que produce el hombre y el 37% del metano.  Además genera el 65% de óxido nitroso, peligroso gas de efecto invernadero  que también es muy perjudicial para la salud humana y que proviene principalmente del estiércol del ganado.  También es responsable del 64% del amoniaco emitido que cumple un rol importante en la formación de lluvia ácida. Por lo tanto el consumo masivo de carne conlleva un alto costo en materias medioambientales.

Por otra parte actualmente más del 40% de los cereales del mundo se emplean para alimentar la gran cantidad de ganado existente. Sólo en EEUU cerca del 70% de los cereales se destinan al ganado, esa cantidad serviría para alimentar a mil millones de personas.  Otro problema que acarrea la industria ganadera es la gran deforestación. Un informe de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) nos explica que la ganadería utiliza cerca del 30% de la superficie terrestre. En Latinoamérica el 70% de los bosques talados en el Amazonas se han dedicado a pastizales para alimento de ganado.

Además de los problemas mencionados anteriormente, la industria ganadera en pro de abaratar costos, mantiene a los animales encerrados en lugares bajo condiciones muy poco dignas, obligándolos a vivir una vida miserable y medicándolos excesivamente (incluso a aquellos animales que se encuentran sanos) con hormonas que luego pasan al ser humano durante el consumo de carnes de bajo precio.

Si reducimos el consumo de carne no solo estaremos ayudando a la preservación del planeta sino que también nuestra salud se vería beneficiada y estaríamos brindando alimento para aquellas personas que carecen de él.

¡No sigamos destruyendo el planeta, lleva una dieta balanceada y reduce tu consumo de carne!

Por Pamela Díaz A.
Voluntaria Greenpeace Chile

One Response to “El problema de comer carne en exceso”

  1. Además la industria ganadera gasta mucha energía, entre el petróleo para los transportes, electricidad para mantener la cadena de frío y todos los procesos que los animales necesitan en su vida.

    Comer carne es un lujo, ya no es un derecho y menos una necesidad.

    Para producir 1kilo de carne se necesitan:*
    - 16 Kilos de cereales
    - 20.000 litros de agua
    - 8,3 litros de gasolina
    (*Información del libro “50 cosas sencillas que tú puedes hacer para salvar la Tierra”)

    Gracias por la nota Pamela, está excelente.

Leave a Reply